Casas prefabricadas de hormigón, la nueva moda en construcción

El protagonismo que vienen alcanzando las casas prefabricadas en los últimos años resulta indiscutible. Las que se consideran la mejor alternativa a la costosa y tediosa labor de construir una vivienda tradicional están moda. Quienes optan por un acabado personalizado, en un tiempo récord y con una excelente relación calidad-precio ven en ellas su mejor opción.

El mercado de casas prefabricadas no para de crecer y los profesionales del ramo innovan continuamente para poder ofrecer viviendas movibles que nada tienen que ver con aquellas surgidas a mediados del siglo pasado, cuyas prestaciones aún no estaban a la altura de lo que se esperaba.

Viviendas de ensueño al alcance de tu mano

La evolución de este tipo de casas de un tiempo a esta parte ha sido vertiginosa, logrando que aquellos primeros modelos que estaban generalmente construidos en madera, hayan dado paso a nuevos conceptos, entre los que destacan por méritos propios las casas prefabricadas de hormigón, por la resistencia y versatilidad que aporta tal material.

Así, el cemento ofrece la seguridad que necesita una vivienda para garantizar su durabilidad, salvando la errónea creencia de su escasa duración y con la ventaja adicional de que sus posibilidades son infinitas.

Lo esencial es que el cliente transmita a  los profesionales que van a diseñar el que va a ser su hogar, bien permanente o de vacaciones, la idea exacta que siempre tuvo en mente, de manera que se ajuste del modo más preciso posible a sus necesidades y gustos.

La alta competitividad que impera en esta industria, hace que las empresas que se dedican a ella, se afanen en ser referentes en calidad, diseño y gestión de la edificación. Existen compañías que proyectan y construyen estas casas prefabricadas por toda España y a precios cerrados, con innovadores procesos que las convierten en  la más eficaz de las soluciones.

Sus equipos están formados por arquitectos e interioristas especializados en el asesoramiento en lo que concierne a todo tipo de acabados como suelos, alicatado, pintura, carpintería interior y exterior, etc.

¿Y por qué de hormigón?

Entre otros motivos porque dicho material hace todavía más ágil el proceso de fabricación de estas viviendas, de tal forma que quien las adquiera puede tener su llave en la mano en tan solo 60 días.

Sin duda, la rapidez es una de las claves de su éxito, lo que es posible gracias a la producción en serie de las mismas, realizada en fábricas, lo que no es óbice para que cada una de ellas sea única y exclusiva y pase por rigurosos controles de calidad.

El trabajo previo realizado por los arquitectos también resulta primordial para obtener el resultado deseado, toda vez que se encargan de cada uno de los detalles, al punto que se eliminan los temidos inconvenientes de última hora.

Finalmente, hay que concluir que las casas de hormigón son robustas y, correctamente combinadas con mobiliario de diseño, se consigue un efecto estético impresionante. Y por si todo ello fuera poco, su mantenimiento es mínimo.

Fuente: http://www.lne.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *